martes, 12 de abril de 2016

Cristian Camacho - Cada estrofa

Cristian Camacho cantando su hermosa canción "Cada estrofa"

"Hay un caminante quieto camino a Itaca, 
una estación de tren, donde no volvió. 

Y es que la ausencia no perdona 
ni al amor. 
Y si pruebas otro cuerpo ¡que sé yo! 
Te perdono de antemano. 
Yo no estaba allí. 
Necesitabas una segunda opinión. 



Y con tu cuerpo a la deriva 
buscando un poco de atención 
la bufonada de un recuerdo, 
el último verso para voz. 


Que cada estrofa que verse a tu nombre 
te atormente día y noche en el corazón. 
¡Que se le queme la piel con tus besos! 
¡Que te penetre el dolor! 

Y aunque me muera de ganas de ti, 
cuando regreses te diré que no.  



Te diré que no.  

Está Penélope con Sigmund Freud, 
todos leyendo un libro de Erich Fromm." 

https://www.youtube.com/watch?v=NCsS-Rc4FWo

Versión en vivo: 
https://www.youtube.com/watch?v=koya6aJLCfI



Letra de la canción: 

Hay un recoveco dentro de tu corazón 
donde está el archivo muerto 
de un bufón 
que te hacía sonreír sin previa justificación. 
Y si en la gaveta del dar tres veintidós 
del archivo tal de un año gris 
que no quiero 
recordar. 

Y con tu cuerpo a la deriva 
buscando un poco de atención 
la bufonada de un recuerdo, 
el último verso para voz. 

       
Que cada estrofa que verse a tu nombre 
te atormente día y noche en el corazón. 
¡Que se le queme la piel con tus besos! 
¡Que te penetre el dolor! 

Y aunque me muera de ganas de ti, 
cuando regreses te diré que no.  




Te diré que no.  


Hay un caminante quieto camino a Itaca, 
una estación de tren, donde no volvió. 

Y es que la ausencia no perdona 
ni al amor. 
Y si pruebas otro cuerpo ¡que sé yo! 
Te perdono de antemano. 
Yo no estaba allí. 
Necesitabas una segunda opinión. 



Y con tu cuerpo a la deriva 
buscando un poco de atención 
la bufonada de un recuerdo, 
el último verso para voz. 


Que cada estrofa que verse a tu nombre 
te atormente día y noche en el corazón. 
¡Que se le queme la piel con tus besos! 
¡Que te penetre el dolor! 

Y aunque me muera de ganas de ti, 
cuando regreses te diré que no.  



Te diré que no.  

Está Penélope con Sigmund Freud, 
todos leyendo un libro de Erich Fromm. 


Que cada estrofa que verse a tu nombre 
te atormente día y noche en el corazón. 
¡Que se le queme la piel con tus besos! 
¡Que te penetre el dolor! 

Y aunque me muera de ganas de ti, 
cuando regreses te diré que no.  

Te diré que no.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...