domingo, 17 de mayo de 2015

Gerardo Ziwl - Email

Gerardo Ziwl y su divertida canción "Email". 

El amor puede llegar de manera insospechada. :-] 

¿Qué harías tú? :-] 

https://www.youtube.com/watch?v=nkxkEoEEpeE


Letra de la canción: 

Todo comenzó una mañana 
en que bostezando encontré 
mi sentencia en la pantalla en forma de un email. 

Pasa de un "Feliz Happy Birthday" 
(lo estoy refiriendo textual). 
"Llego por la noche al De eFe 
de parte de Pepe. 
Te paso a buscar." 

Eran ya las 10 menos cuarto 
cuando aterricé en aquel antro. 
No había hecho más que sentarme, 
de pronto vi a un ángel  
delante de mi. 

Allí frente a mi: 
mi Penélope, mi Geisha, mi Flor de Lis. 
Casi morí. 
Casi morí. 
Esa noche en mi cumpleaños te conocí. 

No sé si culpar a las luces 
de neones de 
aquel pinche congal, 
o al humo de los cigarrillos 
cual niebla del mal. 

Si la culpa fue del sonido 
de tan estridente nivel 
y tú me aclaraste los puntos 
¡y no te escuché! 

Tal vez fueron las 4 copas 
las que confundieron las cosas, 
o ese perfume tan tuyo 
en medio del barullo; 
el caso es que... 
¡Me enamoré! 
Esa noche, sin quererlo, yo te encontré. 
Me enamoré. 
Me enamoré. 
Todo comenzó una mañana en forma de un email. 


Cuando me dijiste tu nombre, 
entre la estridencia escuché 
una vocecita muy dulce que dijo: 
"Raquel". 
Mi brazo rodeó tu cintura, 
fuimos a la pista a bailar. 
Cuando confesaste 18 
reí ¡Ja! ¡28! 
¡Pero que más da!

Nos besamos 3 o 4 veces. 
¡Yo no lo podía creer! 
Ya hasta me sentía 
Marlon Brando en el Último Tango 
y tú la Schneider. 

Como soy todo un caballero 
te ofrecí en mi nave llevar 
y con un poquito de suerte 
volverte a besar. 

Con 8 tequilas adentro
hasta me lancé a imaginar 
que el smog nos haría el paro 
y dentro del carro 
un cielo estrellado poder contemplar. 

¡Todo ocurrió! 
Humprey Bogard en Casa Blanca chico quedó. 
Del Michael Douglas ¡Ja! 
¡Ni las sobras! 
Recordé el acoso sexual de la fea de Demi Moore. 
Y más motivado que nunca 
manejaba ya rumbo al sur. 

A decir verdad, 
me siento muy mal 
contarles el resto, 
pero ya me metí en esto 
y dice: 

El cuento de ir a Cuernavaca, 
ese nadie se lo creyó, 
pues ambos sabíamos que el viaje 
abortaría en el mirador. 
Dicho y hecho, 
ya en la penumbra 
de aquel sugestivo lugar, 
entre beso y beso 
me diste la sorpresa fenomenal. 

Juro que esas piernas con medias 
siempre fueron de una mujer 
pero lo que hallé en medio de ellas 
borró las estrellas. 
La viagra también. 
¡Vive Luzbel! 
eso no es un lindo gatito, 
hábil pensé. 
No es que yo me fuera a asustar
de una cosa tan familiar
pero familiar es de otro
no se suponía encontrar. 

Sobre aviso no hay engaño
me dijiste. 
¿Cual aviso? ¡no me jodas! Respondí 
Me dijiste 
que tu nombre era Raquel. 
Te lo dije muy claro 
allá en el antro. 
Dije que me llamaba Abel

Abel Abel Abel Abel. Y grabátelo muy bien. 
Abel Abel Abel Abel. Y grabátelo muy bien. 
Abel Abel Abel Abel. ¿Y ahora qué hacemos con él? 
Abel Abel Abel Abel. ¿Y a ver ahora qué hacemos con él? 
Con el cuerpo del delito. 
... 
Abel Abel Abel Abel ¿Qué hacemos idiota con esa cosota? 
... 
Abel Abel Abel Abel. Si yo me enamoré de Raquel. 
¡Y me salió con Abel! 
... 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...