viernes, 8 de noviembre de 2013

Frank Delgado - Cuando te vi


Frank Delgado es un cantautor cubano de la llamada Nueva Trova. Tiene muchas canciones que me gustan, pero esta canción me encanta. Es maravillosa, tierna y se muere uno de la risa. ¡Qué la disfruten! "Cuando te vi" (también conocida como "Yuneisy te quiero"). 

El Amor no tiene edad y puede comenzar desde el jardín de niños. jeje :-] 

"Cuando te vi 
llorabas escondida 
en una esquina del jardín, 
pues ser feliz 
quedaba a diez kilómetros 
del círculo infantil. 

Pero, te mimé toda, te presté mi tete, 
te dí mi carriola, 
pensé que me tenías inquina, 
me hiciste tragar toda tu plastilina. 

Yuneisi te quiero, 
no te hagas la dura, 
dame una mordida 
de tu raspadura. 

Y nos perdemos en intelectuales laberintos 
para saber porque tenemos los pipís distintos; 
intercambiamos flujo de catarro con antojo 
me diste tus impétigos, yo te pegué mis piojos. 

Cuando te vi 
tenías el color de un chocolate 
y descubrí 
que mi abuela intentaba segregarte; 
pero jugamos, cabezas locas, 
a meternos cosas sucias en la boca,"... 

"Yuneisi te quiero, 
tus padres me asustan, 
el juez los separa 
y el diablo los junta." 

"Cuando te ví 
la seño te cargaba en sus rodillas 
y a cocotazos 
te hacía tragar la horrible papilla. 
Y protestamos, no eramos pocos, 
si no hay chupa-chupa me como los mocos; 
por defenderte dí el paso al frente 
cuando sea grande seré dirigente. 

Yuneisi te quiero, 
no sé si me amas, 
pero te confieso: 
me orino en la cama." 

Hay varias versiones en vivo con diversas calidades de sonido. Pongo las mejores y la letra: 

http://www.youtube.com/watch?v=q2Pi4IzeQhU

Ésta tiene una breve explicación al principio: 
http://www.youtube.com/watch?v=4HIqS-jqSmU

Aquí hay una plática al final: 
http://www.youtube.com/watch?v=ebd_dWcwQKg

Letra de esta simpática canción: 

Cuando te vi 
llorabas escondida 
en una esquina del jardín, 
pues ser feliz 
quedaba a diez kilómetros 
del círculo infantil. 

Pero, te mimé toda, te presté mi tete, 
te dí mi carriola, 
pensé que me tenías inquina, 
me hiciste tragar toda tu plastilina. 

Yuneisi te quiero, 
no te hagas la dura, 
dame una mordida 
de tu raspadura. 

Y nos perdemos en intelectuales laberintos 
para saber porque tenemos los pipís distintos; 
intercambiamos flujo de catarro con antojo 
me diste tus impétigos, yo te pegué mis piojos. 

Cuando te vi 
tenías el color de un chocolate 
y descubrí 
que mi abuela intentaba segregarte; 
pero jugamos, cabezas locas, 
a meternos cosas sucias en la boca, 
lombrices vivas, cabos de cigarro, 
pedazos de pan viejo envueltos en fango. 

Yuneisi te quiero, 
tus padres me asustan, 
el juez los separa 
y el diablo los junta. 

Y nos perdemos en intelectuales laberintos 
para saber porque tenemos los pipís distintos; 
intercambiamos flujo de catarro con antojo 
me diste tus impétigos, yo te pegué mis piojos. 

Cuando te ví 
la seño te cargaba en sus rodillas 
y a cocotazos 
te hacía tragar la horrible papilla. 
Y protestamos, no eramos pocos, 
si no hay chupa-chupa me como los mocos; 
por defenderte dí el paso al frente 
cuando sea grande seré dirigente. 

Yuneisi te quiero, 
no sé si me amas, 
pero te confieso: 
me orino en la cama. 

Y nos perdemos en intelectuales laberintos 
para saber porque tenemos los pipís distintos; 
intercambiamos flujo de catarro con antojo 
me diste tus impétigos, yo te pegué mis piojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...